MI ÚLTIMO PEKÍN

Iba a hacer una publicación sobre lo que sucedió en la etapa 7. Pero prefiero que mi última publicación sea sobre lo que es de verdad vivir Pekín Express, así que con todo mi lamento a los que esperaban la etapa 7, les he de decir que no la habrá. Quiero quedarme con lo bueno. Lo que pasó en la etapa 7 ya se vio en televisión y los usuarios de Twitter ya comentaron lo que vieron. Así que no entraré en nada más.

11719935_10205656576446399_432199060_n 11721741_10205656573806333_1253260868_n 11749625_10205656576966412_3945988_n 11748854_10205656577726431_1097810162_n11739535_10205656574206343_489326317_n

Mi Pekín ha sido la experiencia más bonita y más espiritual que he vivido en mi vida. Es muy difícil de describir con palabras todo lo que sientes, pero aquí intentaré hacerlo. Este sueño empezó un 13 de febrero (el día de mi cumpleaños) con una llamada que me pedían pasaportes y penales, ahí empezaba a creerme que podía ser unos de los seleccionados para embarcarme en esta aventura. La confirmación absoluta fue el 15 de febrero, ese día lo recordaré toda mi vida, fue una fecha que me cambió la vida, ya que des de ese día hasta el día de hoy, ha habido un cambio en mi. Soy un nuevo Ángel.

11748588_10205656542845559_189515305_n 11737080_10205656547285670_1576070959_n

Recuerdo los días previos para adentrarme en este viaje, los nervios a flor de piel, seguía sin creerme a dónde me iba, ya que para un seguidor de Pekín Express como yo, tener la oportunidad de vivir eso, no tiene precio. Las despedidas son duras, sobre todo el decir adiós durante un mes a tus familiares y amigos, y todo des del secreto, ya que yo se lo dije a muy pocas personas.

pekin-express

El primer día de aventura no se olvida fácilmente, mi cara de incredulidad cuando nos llama la directora de carrera al móvil y nos dice que empieza Pekín Express, esa sensación es brutal, adrenalina a tope y un chute de ganas e ilusión increíble. Ahí te crees dónde te has metido.

11737150_10205656549685730_608081238_n

Toca parar el primer coche, en ese momento se te pasa por la cabeza, ¿y cómo se para un coche?, yo nunca había hecho auto-stop, pero aquí tenía que hacerlo por narices, así que tocaba espabilarse. Dejas la vergüenza en casa y empiezas a parar todo lo que se mueve, a medida que avanza el concurso ya eres un maestro en el arte del auto-stop.

11733358_10205656550245744_242865941_n 11121989_10205656551525776_1562050062_n 11721431_10205656563166067_1079675063_n

La primera noche, es la noche que yo guardo más cariño, nos tocó una familia encantadora con niños. Nosotros siempre estábamos rodeados de niños, siempre hacían sacarnos una sonrisa, eran la felicidad total personificada. Pienso ellos y me emociono, me encantaría volver a verlos y darles todo, sobre todo, camisetas de futbol que de eso tengo muchas jajajaja. La familia que tuvimos fue magnífica, me acuerdo que dormíamos en el suelo, y yo me ponía el brazo como almohada, entonces me vino uno de los niños con 4 cojines diferentes para que eligiera el que más cómodo fuera para mí. Esa imagen me enterneció muchísimo.

11737062_10205656553245819_1047422379_n 11739718_10205656554365847_1534552548_n 11748801_10205656554525851_1873324209_n 11751163_10205656589126716_742456639_n 11749754_10205656589406723_610209667_n11719861_10205656578326446_334455950_n

Mientras dormíamos sentí como la mujer de la casa me levantaba los pies y me ponía cojines debajo de los pies para tenerlos en alto y así descansarlos después de la paliza que ella supone que no habríamos metido. Cuando me preguntan, ¿Cuál es el premio de Pekín Express? Siempre respondo que es el convivir con la gente, era mi momento preferido. Era una manera de meterte en su cultura y sentirte parte de ellos, ya que ellos te lo hacían sentir así. Quiero mandar un abrazo muy fuerte a todas esas familias que nos han acogido, porque de verdad que es la mejor experiencia de mi vida, como puede ser que la gente sin nada te dé todo, y nosotros que tenemos todo no demos nada. En eso he venido cambiado de allí.

  11749514_10205656573486325_1201277895_n 11749240_10205656557045914_1541518362_n 11741828_10205656570806258_542849967_n 11741687_10205656561966037_1805628271_n 11736959_10205656578526451_1069986131_n  11720037_10205656543085565_2079306926_n

Esta experiencia me ha cambiado en tantos sentidos que sería imposible escribirlos todos, ya que suelen ser aspectos más emocionales y sentimentales, una esfera más abstracta. En esta experiencia te descubres mucho más a ti mismo, ves una parte de ti que en la vida normal no verías, incluso llegas a aprender de ti mismo y a conocerte mucho más. Para mí esto es Pekín Express, yo me siento ganador por haber hecho todo esto, por haber vivido esta experiencia única que si no es de esta manera nunca hubiera podido vivir. Así que todo aquel que este dudando en presentarse o no, en caso que hubiera más ediciones, les aconsejo que se presenten que no se lo piensen dos veces, es un viaje que te cambia la vida en muchos sentidos, es un viaje espiritual que te cambia tu forma de ver y hacer el mundo.

11751172_10205656573286320_1582026757_n  11741775_10205656558165942_345906727_n 11736920_10205656543725581_717388973_n 11721099_10205656543285570_905612120_n 11720054_10205656555285870_1661835909_n

En Pekín Express cumplí un sueño que tenía des de pequeño que era montarme en un helicóptero, fue alucinante ese viaje, y más, viendo todo el archipiélago de Langkawi des del aire, parecía Pandora, la tierra de Avatar.

11741777_10205656543885585_1060329748_n 11741761_10205656567366172_2122564811_n 11733494_10205656567446174_221721448_n

Conocí compañeros de viaje increíbles que des de aquí quiero mandarles un beso y un abrazo a todos y que les quiero muchísimo, ya que el mérito de esta aventura es de todos los aventureros que lo han hecho posible. Al igual que el equipo humano que hay detrás de las cámaras que con nuestros más y nuestros menos les acabas cogiendo cariño, ya que son tu familia allí. Por mi parte, todo lo que paso en Pekín se queda en Pekín. Así que yo aprovecho para dar las gracias a Eva Sanz, directora del programa, y a redactores, cámaras y equipo productivo por haberme hecho este sueño realidad, porque hay más cosas buenas en este viaje que malas, y al final de todo se aprende y todo acaba pasando por algo.

11749553_10205656556365897_770148759_n 11749735_10205656568166192_1764272523_n 11748831_10205656543525576_1149755287_n 11721110_10205656568086190_671477940_n 11748541_10205656562046039_1094913727_n11721179_10205656572366297_1819726418_n 11720554_10205656542685555_1014930294_n 11720701_10205656569246219_1304688498_n

Y qué decir de mi compi de viaje, que muchas gracias por haber aceptado des del minuto uno, esta loca aventura que te lancé sin más. Espero que hayas disfrutado, que sé que sí, y que Pekín nos cambiara la vida en tantos sentidos, como en darnos cuenta que lo material se va, lo que se quedan son las experiencias. Gracias Lorea, ¿cuándo nos vamos a otra?

11749853_10205656572046289_24161845_n 11751057_10205656543925586_886602674_n 11749487_10205656564806108_272595593_n 11748813_10205656542445549_1998833690_n 11749692_10205656543965587_1509899388_n 11748696_10205656569846234_2026091528_n 11748710_10205656547165667_526759778_n 11741758_10205656543565577_369650971_n 11720650_10205656544085590_1690456053_n 11720527_10205656563526076_782253261_n 11719901_10205656543325571_222501239_n 11719867_10205656562726056_1404863304_n 11720446_10205656544125591_1832131357_n 11720743_10205656544205593_633342524_n

Y también dar las gracias a todos los que etapa tras etapa estabais apoyando al TEAM BLOGGER, esperamos haberos hecho sentir orgullosos de nosotros, y agradecer a toda la gente que ha leído mi blog y, ha querido saber de mi mano, cómo se vive Pekín Express en primera persona. Y sobretodo dar las gracias a toda mi familia y amigos por haberme apoyado en todo momento. Ya que sentirte arropado por tus seres más queridos no tiene precio. Esto no es un adiós, es un hasta pronto aventureros. GRACIAAAAASSSSS

11751265_10205656543445574_1744074197_n 11722016_10205656543845584_1495329044_n 11721150_10205656570126241_60691720_n 11721763_10205656543045564_32384236_n 11751280_10205656543805583_1688899852_n 11739752_10205656544045589_1834761992_n 11748686_10205656543605578_1267245430_n

MI PEKÍN ETAPA 6

Me veo obligado a escribir paso a paso lo que pasó en esta 6ª etapa. No iba a hacerlo, he de reconocerlo. Pero ha sido ver Zapeando397, y escuchar la explicación de Cristina Pedroche y verme en la obligación de contar cómo lo viví yo. Es de justicia, como politólogo, escuchar siempre los dos testimonios. Y ya que no podemos salir en televisión pues lo plasmo en mi blog. Porque al final del programa recibí muchos mensajes de incomprensión sobre qué había pasado. Y eso sí, Cristina, sé diferenciar entre calle y barrio y sí que sé perder si es culpa mía. Ahora contaré toda la etapa de ayer y al final explicaré lo sucedido.

Día 1 de carrera

Sexta etapa de Pekín Express, solo quedamos 4 parejas. La final está a la vuelta de la esquina y todos queremos llegar. Empezamos esta etapa en George Town, una isla que su única conexión con la península de Malasia es un puente. La directora de carrera nos cuenta que es la etapa más larga 590km. Muchísimos kilómetros donde todo puede pasar. Nos entrega una fotografía de una casa dónde allí nos dirán dónde se encuentra el libro rojo. Y para sorpresa nuestra, era nuestra familia. Fue muy emocionante ver a tu familia después de tanto tiempo de carrera, incomunicados con el exterior. Fue una recarga de energías al 100%, y así lo demostramos llegando primeros al libro rojo el día siguiente. El libro rojo se encontraba en la Plantación de té Bharat en Cameron Highlands a 325km de Butterworth, el barrio donde nos encontrábamos.  Salimos de la casa con las pilas cargadas, y empezamos a parar coches. Nos disputamos la cabeza de carrera con Àngel y Bea. La primera noche en Malasia fue muy complicada, tardamos más de 1 hora encontrar casa, nadie quería acogernos. Al final una familia majísima nos abrió las puertas de su casa. Es la primera familia que nos acoge que sus hijos van a la universidad, su casa estaba llena de medallas. Pero lo que más me impactó fue el jardín trasero de la casa, era una puerta a la selva malaya. Preciosa. Esta familia nos invitó a cenar dónde nos comimos un revuelto de patatas buenísimo. Hora de dormir porque mañana tenemos que llegar al libro rojo.

11693169_10205580007132214_1479388493_n 11693034_10205580007092213_249760728_n 11713535_10205580008732254_869540725_n 11713654_10205580008852257_264544881_n 11714515_10205580009332269_65947964_n 11714451_10205580009452272_435488572_n

Día 2 de carrera

Nos levantamos y almorzamos de lujo. Nos disponemos a ir dirección al libro rojo. Nos cuesta salir de Kg. Raja. Pero al final insistiendo conseguimos salir, un coche nos adelantó hasta Teringkap y ya el siguiente coche nos llevó directos al libro rojo, en este último coche íbamos 6 personas, menudo show.

11693070_10205580009692278_1876207924_n 11713549_10205580010132289_2069399653_n

Firmamos primeros en el libro rojo, muy contentos, ya que eso iba por nuestros padres. Toca la hora de jugar la prueba de Inmunidad. En la que Charo y Aitor consiguieron clavar los 25 kilos, ¡qué suerte! Con lo difícil que parece.  Consiguen la Inmunidad, ya les tocaba.

11650831_10205580010292293_1997094107_n 11693056_10205580010452297_594904890_n 11696445_10205580011132314_1498567922_n

Volvemos a retomar la Asamblea. Un ‘METE-MIERDA’, así lo definí en el programa. Dicho esto, toca votar y salen las Canarias. Para mí, hasta estas alturas de la carrera no me parece nada justo que se perjudique de esta manera a compañeros.

11694199_10205580011292318_279101444_n

Nos disponemos a retomar la carrera, para saber dónde se ubicará la meta debemos de dirigirnos a la dirección que pone en la tarjeta, elegidas al azar. Ahí no nos fijamos en la tarjeta confiábamos en la profesionalidad del programa, ya que una vez cogida la tarjeta, gente del equipo la cogió para comprobar que todo estuviera bien y dieron el OK.

11655507_10205580011652327_253645295_n 11694283_10205580012172340_1886074230_n

Retomamos la carrera dirección Kuala Lumpur, cogemos un coche que nos lleva hasta dónde nos suena el beeper. Eran dos chicas que iban dirección a Rawang, que nos vinieron genial, a pesar de los inconvenientes, ya que en esta etapa estaba prohibido coger autopistas, solo podíamos ir por la carretera rural. Eso complicaba mucho más que te llevaran, ya que teniendo autopista quién va a ir por carretera rural, a estas dos chicas les cambiamos el rumbo para que fueran por esta carretera. Suena el beeper a las 18h, otra vez, nos quedamos a la par con Àngel y Bea. Nos vuelve a costar mucho encontrar sitio para dormir, nos llevaron a una comisaría para intentar buscarnos sitio, yo intenté que nos dejaran dormir en una celda, pero no. Conseguimos alojamiento en una familia, una vez más, encantadora. Llamaron a sus hijos y todo, para que vinieran a conversar con nosotros ya que ellos hablaban inglés. He de decir que el hablar inglés en Malasia nos ayudó muchísimo, podíamos conectar mucho con la gente y así recibir más ayuda. Nos llevaron a cenar a un restaurante dónde probamos comida malaya, buenísima. Hora de dormir, a la 1 de la mañana nos fuimos a dormir.

11655246_10205580008412246_680716244_n 11657351_10205580012732354_883654555_n

Día 3 de carrera

Almorzamos genial. Estamos ya en carretera parando coche, y tuvimos mucha suerte, parábamos un coche tras otro. Así conseguimos llegar los PRIMEROS a Kuala Lumpur, sacándole muchísima ventaja a nuestros rivales. Ahí empezó la movida.

11668098_10205580013852382_1200782430_n 11715965_10205580014092388_743066802_n

Esto ponía en nuestra dirección: Minimart, Jalan Kampung Pasir, Kampung Baru. Preguntad por Safarudini el vendedor de Satay. El conductor nos deja en el barrio de Kampung Baru, como indica la instrucción. Ahí empieza todo, nadie conocía dónde estaba esa calle. La gente nos indicaba para un lado y la otra para otro. En un restaurante buscamos la dirección en Google Maps, no daba ubicación de dónde estaba. Ahí ya empezaba a cabrearme. Paramos un taxi para que nos indique, ya que los taxistas deberían saber las calles, tampoco. Entramos a un hotel nos saca un mapa y no existe esa calle. Voy a aclarar que Jalan es calle en malayo, y que si pone en la instrucción Jalan Kampung Pasir, significa que es la calle Kampung Pasir. Y lo consiguiente sería el barrio. Así que la excusa de que no sabemos diferenciar entre calle y barrio es una excusa barata, y poco contrastada. Ya harto de estar más de 2 horas en el barrio de Kampung Baru, me voy a quejar a la redactora, diciéndole que esa calle no existía ese barrio y que si quería que nos fuéramos que me lo dijera porque estar ahí era muy frustrante.

11714483_10205580014332394_632818223_n 11696820_10205580014412396_85436113_n 11713602_10205580015052412_1497110438_n 11668110_10205580014532399_1230898634_n 11655339_10205580014692403_960658906_n 11324187_10205580014572400_643403324_n 11666934_10205580014812406_1513604102_n11668153_10205580015012411_2035386032_n

La pregunta del millón, ¿Cómo conseguimos llegar al sitio? Porque paramos un coche y la redactora le indicó dónde estaba la ubicación,  pero la cosa no acaba ahí. El señor que intentaba ayudarnos decía que en Kuala Lumpur hay infinidades de calles de Kampung Pasir. Así que lo que hace este hombre tan amable es preguntar a la gente en malayo, pero nadie sabía dónde estaba ese lugar. Así que la producción del programa trajo un coche y lo que hizoel coche que paramos fue seguirlo hasta el lugar exacto. Eso sí, incluso el coche de la producción se perdió para llegar al sitio. Una vez en el ‘no’ sitio de la tarjeta, ya conociendo que éramos últimos, decidimos preguntar a  la chica joven que se ve en la casa, si la dirección que llevábamos escrita estaba correcta y nos dijo que NO. ¡Qué raro! ¿Cuál era el problema? La calle era correcta el problema era el barrio. No era Kampung Baru, el barrio se llamaba Kampung Pasir Baru. Nuestra instrucción estaba incompleta, eso fue lo que hizo que llegáramos últimos a meta, pudiendo haber sido los primeros. De ahí nuestro cabreo, a la hora de ser los últimos. No es que seamos prepotentes o que no sepamos perder, si no que por un error del programa nos tengamos que joder nosotros. Una vez pasada meta mi compi se empezó a quejar a una de producción que es el momento que ve se en la televisión diciendo que le parece injusta la situación, que lo es. Ya con nuestros compañeros, Lorea y yo fuimos muy vigilados para que no se enteraran nuestros compañeros. Por qué tanto secretismo si la culpa es nuestra que no sabemos interpretar instrucciones. Se ha comentado mucho el momento de un video del minuto 1:29, se ve que yo digo algo pero que ponen otra voz encima. Ahí tuve bronca con Cristina Pedroche, ya que nos acusaba de no saber perder y que quiénes éramos nosotros para cuestionar la profesionalidad del programa. Yo contesté: ‘No es que no sepamos perder, es que nos habéis hecho perder y por ahí no paso. Llevo desde pequeño jugando al baloncesto y me han dado trofeos de deportividad, así que yo de saber perder sé un rato. Y lo de cuestionar la profesionalidad en ningún momento lo mencioné, lo que le devolví la pregunta, ¿Cuestionas tú la profesionalidad de los autóctonos de la zona?’ Ella acabo diciendo que aquí la directora de carrera es ella. ‘Sale el sobre verde, después de eso, yo no encontraba justa la situación de encontrarme ahí, se juega con mucha presión y no se valora eso. Y cuando nos menciona lo del hándicap, le comento que ya habíamos tenido un hándicap en esta etapa que era la instrucción mal escrita. Ahí se acaba la conversación, volvemos a nuestros sitios y nuestros compañeros empiezan a preguntar qué había pasado. Todos alucinando y defendiendo la injusta situación. Ahí te sientes decepcionado, ya que delante de esta situación lo que hacen es decirte que el culpable eres tú.

11693228_10205580015172415_1446315607_n 11655116_10205580015252417_368787138_n 11652110_10205580015332419_1142773448_n 11692998_10205580016092438_780034545_n11653468_10205580015692428_1415956481_n11657382_10205580016492448_203083839_n 11667025_10205580016572450_528944154_n 11657275_10205580016692453_1807526013_n 11715935_10205580017172465_630823687_n 11714515_10205580017692478_1856161159_n 11714546_10205580017412471_886319048_n 11713400_10205580017572475_600521225_n 11124471_10205580016852457_839035423_n

Puedo admitir que puede haber un error y eso lo acepto. Y sé que es un juego y alguien tiene que irse. Pero lo que no acepto es que nos dejen en mal lugar, como buenos deportistas nos gusta jugar limpio.

El lado bueno, me quedo con este tweet de (@obscurisola): ‘@AngelMPExpress Por ahí he visto que comparan a la Pedroche en Zapeando con la Cospedal y lo del finiquito en diferido ‘

Así que esto es lo que vivimos, suyas son las conclusiones. He visto oportuno para este episodio colgar el vídeo del nuevo spot de atún calvo, sobre el ‘Autoengaño’.

MI PEKÍN ETAPA 4.1

Día 1 de carrera

De Yamethin a Yangón 460km la etapa más larga hasta el momento en nuestro Pekín Express. Esta cuarta etapa empieza de manera diferente, todos estamos solos ante el peligro. Yo espero solo en la bandera, y ya me imaginaba por dónde iban a ir los tiros. Y mis pronósticos se cumplieron. Apareció Yareli (Canaria) chillando: ‘María, María…’. Y yo viéndola y pensando: ‘Aquí no está María, estoy yo solo, aquí me han dejado abandonado’. Así que se me ocurre preguntarle si tiene una llave, ya que en mis pies tenía una caja y la abriría una llave (¡Qué listo soy!) Efectivamente, Yareli tenía una llave. Y al abrir encontramos la bolsa estanca y una tarjeta que ponía ‘¡Sorpresa! Desde este momento y durante toda la primera parte de la etapa, viajaréis sin vuestro compañero original y formaréis una nueva pareja mixta. Tendréis que viajar juntos y pasar la noche juntos. Las nuevas parejas mixtas viajarán solas. No podréis compartir medio de transporte ni alojamiento con ninguna otra pareja.’ Nos saludamos con sorpresa y nos dirigimos ya a la carretera central para empezar a hacer auto-stop. Paramos un autobús que nos lleva directamente hasta Naypyitaw, adelantamos ya unos 86 kilómetros de camino dirección a Toungoo, que es el punto exacto dónde nos reuniremos con nuestra pareja. En el autobús aprovechamos para conocernos un poco más y hablar sobre nuestras cosas de una manera distendida, y como si nos conociéramos de toda la vida. La verdad que con Yareli conecté des del minuto 1. Es muy simpática, muy habladora y muy buena persona, la verdad que solo tengo buenas palabras para ella, me lo pasé genial. Llegamos a la estación de autobuses de Naypyitaw, sin saber en qué posición íbamos. En la estación de autobuses se nos acercó un taxista y nosotros le advertimos que no teníamos dinero ‘No menenke’ (en birmano). El taxista dijo que no pasaba nada, y a medio camino nos saca el móvil que marcaba 50.000 kyats (moneda birmana), entonces le decimos que pare el coche que nosotros le habíamos dicho que no teníamos dinero. El hombre cabreado para el coche, Yareli le intenta explicar que nosotros ya le advertimos que no teníamos dinero. Decido bajar y decirle a mi nueva compi que cogiéramos las mochilas y que dejáramos el taxi, que solo nos daría problemas y perderíamos mucho tiempo, sin llegar a ninguna solución. Abandonados en medio de una carretera conseguimos parar un coche que nos acerca hasta Yeni, dónde seguidamente cogimos un autobús que nos llevó hasta dónde nos sonó el beeper, nos quedamos en Yedashe muy cerquita del punto dónde deberíamos dirigirnos el día siguiente.

11121014_10205561291944346_378846272_n

11667072_10205561288944271_1105724339_n 11650768_10205561292384357_1813846465_n 11668096_10205561293944396_2087122208_n 11694249_10205561294064399_2074882417_n 11667156_10205561294144401_545989253_n 11650667_10205561298344506_41852931_n11696881_10205561294304405_301773894_n 11696759_10205561294464409_1163062072_n 11651989_10205561294584412_1577880328_n 11650792_10205561295224428_192341029_n 11289891_10205561294384407_219234231_n 11650494_10205561295144426_2125576706_n 11667192_10205561289784292_1538774254_n

Voy a destacar la gente birmana una vez más, te ayudan en todo lo que pueden. Sabéis lo que es subir a un autobús y decir que te lleve al sitio que tú quieras y encima de gratis. Y que no te pongan ninguna pega. Te dejan subir con una sonrisa y, además, la gente que hay dentro del autobús te ofrece comida y bebida altruistamente. ¿Podría ser posible en España, les subirían? Como diría Ana Pastor, suyas son las conclusiones.

Ya en Yedashe, nos disponemos a buscar casa, pero antes me entretengo a jugar con unos chicos al ‘Rat and ball’, un juego que se practica con una pelota pequeña de mimbre en el que la pelota no puede ser tocada por las manos, y pasándola por encima de una red. Un juego con más de 1000 años, qué se dice pronto. Una gran experiencia. La verdad que la pelota hacia daño, era muy dura, pero he de decir que disfruté muchísimo. Lo mejor de Pekín Express es sin duda la interacción con la gente. Luego le fui pillando el truquillo y he de decir que no se me dio tan mal este deporte. 😛

11667900_10205561291424333_848104801_n 11667192_10205561294184402_782129369_n 11653336_10205561291384332_922897762_n 11657338_10205561295264429_853075344_n

Encontramos como siempre digo, la mejor casa en Myanmar jjajajaa. Una familia encantadora de veras. Y como no, volví a regalar otra camiseta, esta vez de la selección española jajajaja (para los que preguntan por qué tanta camiseta, aclarar que tengo una tienda Adidas  jajajajaaja. Esta es mi manera de agradecer a algunas personas esa hospitalidad que estamos recibiendo. Es una sensación que no se puede explicar y muy placentera. Te meten en sus familias, es precioso. Sin duda lo mejor de Pekín Express. Pekín Express es esto y no los malos rollos que es lo que vende.) Y el hombre super feliz con su camiseta de España ajajaja.

11667982_10205561296184452_360208792_n 11667008_10205561296264454_591106062_n 11655109_10205561296904470_1591718479_n

Llega la noche más romántica de Pekín Express entre Yareli y yo. Dónde tuvimos ocasión de hablar de muchos temas. Me encantó el momento de: ‘Yo nunca me he emborrachado’ y Yareli: ‘Yo ya he perdido la cuenta’. En ese momento recibí muchos tweets de gente invitándome a las fiestas de sus pueblos para que me emborrachara jajajajaja. Muchas gracias des de aquí.

11653385_10205561297864494_1133436201_n 11657279_10205561298024498_2106050973_n (1) 11655365_10205561297784492_2002619242_n 11653434_10205561297264479_1163673320_n

La verdad que tuvimos una velada preciosa, que en televisión, he de decir, quedó de película. El momento mojándole yo la cabeza a Yareli a lo Memorias de África, quedó muy chulo. Esa noche cenamos genial, dormimos en una casa pero que era un restaurante en la parte delantera. Y la cerveza de Myanmar está buenísima, en serio. Llegó la hora de irse a dormir, tuvimos que luchar con una cucaracha que teníamos en la cama, pero que la acabé echando. Matándola no, no me hace mucha gracia el ruido que hace la cucaracha.

11655421_10205561297544486_49061872_n 11652146_10205561297504485_285973927_n 11650584_10205561297104475_265148479_n11650902_10205561296984472_1534578254_n

11653434_10205561297264479_1163673320_n 11655353_10205561289904295_1070106026_n 11667179_10205561297624488_765011254_n11667891_10205561295464434_1342274527_n

MI PEKÍN ETAPA 4.2.

Día 2 de carrera

Nos levantamos listos para ser primeros en firmar en el libro rojo. Y esperábamos que nuestras compañeras llegaran pronto. Tuvimos un desayuno de lujo con huevo frito, churros, leche… La familia nos trajo un fotógrafo con el que nos hicimos unas fotos y llegó la hora de despedirse de ellos, y retomar la carrera hacia Aung Nan Gate en Toungoo. Paramos un camión con mucha gente detrás y entre ellos había un chico que hablaba inglés y me contó que él era el hombre del tiempo en Myanmar. Compartiendo coche con famosos de Myanmar, ¡Qué lujo! Entre risas y conversaciones no perdíamos de vista la carretera, ya que el conductor no sabía dónde estaba exactamente el Aung Nan Gate. Llegamos al punto de encuentro sabíamos que éramos los primeros, estaba allí Cristina a la que saludé. Ya en el punto de encuentro, piensas que tu pareja llegue ya, para continuar el camino hacia el libro rojo. A los 10 minutos, aparece Lorea con More y le grito: ‘Lorea paraaaaa’, ella no se había enterado que ese era el punto de encuentro. Consigo que pare y me despido de Yareli, y mientras parábamos coche vemos que aparece Maria del Amor con Bea. Ellas consiguen transporte antes que nosotros pero no les lleva directas, así que nosotros conseguimos adelantarlas, ya que el nuestro sí que nos llevaba directos a Oktwin. Nada más llegar, no encontramos dónde estaba el libro rojo, y preguntamos a la gente si lo había visto. Nos indicaron correctamente, y lo vi abierto, pensé que otra pareja habría llegado, pero no. Éramos los primeros en firmar el libro rojo otra vez.

11668169_10205561297704490_2116160794_n 11655123_10205561298264504_958758885_n 11657353_10205561298704515_1347741654_n 11652155_10205561298824518_1407308202_n 11696881_10205561298944521_245222997_n11124238_10205561298144501_442948420_n 11651309_10205561299024523_558866612_n 11652060_10205561299184527_553584799_n 11655376_10205561299544536_1047010651_n

11657350_10205538030242818_258246772_n 11651348_10205561300584562_483378307_n 11650649_10205561300704565_1360891375_n 11652146_10205561300864569_1485403604_n

Bloggers vs. Canarias

Mientras entrábamos para jugar el juego de inmunidad, nos fijamos que había niños por los alrededores. Dicho esto, nos adentramos a jugar la inmunidad en una prueba que era totalmente azar. Adivinar la cantidad de puros que había en un montón. La prueba era de suerte, no tenía nada más. Mucha concentración y delicadeza para pegar las vitolas en los puros. Finalmente, ganamos la inmunidad con el número 4728, mi nuevo número de la lotería. Saludamos a las canarias y pegamos nuestras pegatinas verdes en las mochilas. Fue una prueba muy cansada psicológicamente, ya que tenías que estar en concentración pegando las vitolas y atento al número que decían las canarias. Esto sí que era una lotería. Durante la prueba pasamos muchísima calor, eso parecía una sauna, yo solo hacía que sudar. Entre parte del equipo y concursantes también teníamos extras, nuestros amigos los ratones que querían formar parte de este Pekín Express.

11653431_10205561289264279_649076954_n 11653229_10205561301144576_725070329_n 11650645_10205561301424583_45507275_n 11657503_10205561301184577_1796219444_n 11657385_10205561301664589_1721504861_n 11653213_10205561301984597_596667037_n 11650984_10205561302064599_1178907326_n 11647177_10205561302344606_2069012173_n 11647221_10205561302144601_1703568570_n

La asamblea más polémica. Sigo reservándome mi opinión sobre qué me parece la asamblea. Llegamos y los únicos que nos felicitan son los cuñados y los gemelos me chocan las manos. Los demás callados y mirando para el frente. Empate en las votaciones, decidimos nosotros quién es oveja negra al ser inmunes. Decidimos nominar al matrimonio, ya que a mí personalmente no me habían hecho nada los gemelos, no somos los justicieros de Pekín Express. Para rematar la inmunidad nos toca regalar dos coches que llevarían a dos parejas 20 kilómetros para atrás. Lorea decide nominar a los gemelos y yo perjudicar nuevamente al matrimonio, ¿por qué? Primeramente, porque prefiero dejar abierto un frente como es el de los gemelos que me la pueden devolver que no dejar abierto 2 frentes, ya que si yo al matrimonio lo perjudicaba tanto era imposible que se salvaran, y eso sería una ventaja para nosotros en la etapa siguiente, ya que no nos la devolverían. Y otra cosa por la que acabe nominando al matrimonio es porque a los cuñados no se lo iba a dar porque son nuestros amigos, a las canarias tampoco porque había pasado muy buena noche con Yareli y a los Desconocidos ya les fastidiamos 5000€ en la anterior etapa. No tenía más opciones.

11696723_10205561302384607_1273156193_n 11694189_10205561302464609_844641565_n 11350019_10205561302664614_2131089817_n 11652087_10205561303144626_1292686413_n 11693157_10205561303264629_1585024151_n

Retomamos la carrera, a nosotros dos nos adelanta un coche 20 kilómetros para delante. Nos decidimos tomar la carrera en plan Relax. Paramos un autocar en el que iban Aitor y Charo (Desconocidos), y les explicamos cuál era el regalo, ellos respiraron aliviados. Pasamos la noche con ellos con una familia muy encantadora también.

11657343_10205561303704640_1330517168_n 11667145_10205561303824643_1596182283_n

11655150_10205561303784642_1192544869_n

Día 3 de carrera

Nos dirigimos a Yangón concretamente a la pagoda Shwedagon dónde se encuentra la meta de esta etapa. Decidimos dejar el primer autobús que pase a Aitor y Charo, éramos inmunes y nos daba igual nuestra posición, sabíamos que nos íbamos directos para Malasia. Cogemos un autobús que nos lleva directos a Yangón, ese viaje nos los pasamos sobando. Reponiendo energías. Llegamos a la estación de autobuses de Yangón, decidimos tomarnos la etapa relajadamente y buscar un lugar para comer pizza. Finalmente, no encontramos ninguna pizzería. Así que retomamos la carrera hacia meta en una pick-up con unos chicos majísimos. Decir que eres del programa ‘Amazing Race spanish style’ ayuda mucho. Lo digo porque me he pasado todo el programa diciendo que éramos de este programa. Ya en la entrada norte de la pagoda, entramos viendo la impresionante pagoda toda dorada. El contraste de pasar de Yamethin a Yangón es brutal, del silencio al ruido, en Yangón solo había coche y coches y mucho claxon todo el rato. Un cambio radical. Retomando la entrada en la pagoda, ese suelo quemaba como el diablo, ¡madre mía! Ya en meta, teníamos que ir hasta a la localización donde grabamos la entrevista, y hasta llegar al lugar teníamos que recorrer todo el suelo ardiendo de la pagoda. Mi compi fue delante, y yo me quedé un rato con Pato (cámara) para no quemarme más los pies. Así que decidimos retarnos y  ver quién llegaba antes a la sombra. Aún me río de ese momento jajajajaja. La gente se reía de nosotros, yo con mi mochila naranja y él con su cámara, corriendo por toda la pagoda y con cara de dolor-sufrimiento.

11657381_10205561304304655_917560127_n 11657389_10205561304384657_1812929930_n 11692985_10205561302864619_738201662_n 11667965_10205561304504660_1917717765_n 11269511_10205561290424308_1604847363_n 11696771_10205561304584662_339871638_n 11693157_10205561304424658_1049562722_n 11426473_10205561303904645_576365706_n 11650492_10205561290504310_337741567_n 11647272_10205561290944321_2053634060_n 11647373_10205561290744316_1768925272_n 11657279_10205561292304355_728732424_n

Llega el momento del ranking, Lourdes y More son los eliminados con la tarjeta roja. Ya están las 5 parejas que se van a Malasia. Ya va quedando menos programa.

11694415_10205561304664664_753735028_n 11694076_10205561304784667_1034732460_n 11650968_10205561304944671_308564505_n

MI PEKÍN ETAPA 3.2

Día 2 de carrera

Cuando me iba de la aldea, me ponía a pensar qué sería de esos niños en un futuro. Yo sé que cuando acabará el programa volvería a mi casa y tendría todas las comodidades de la sociedad en la que vivo. Pero ellos, no son actores, ellos viven así. Me gustaría volver a verlos, para ver si siguen bien, porque el poblado más cercano estaba a 2 horas y media. Y yo me iba pensando cómo podría ayudarlos de alguna manera, entonces fue cuando Antonio, un redactor, me dijo: ‘ellos son felices con lo que tienen. Ellos serán felices simplemente recordando vuestro paso aquí, porque seguro que sois los primeros occidentales que ven en sus vidas. Con vosotros ya tienen para hablar durante años, y viniendo aquí con ellos les habéis hecho más felices que con todo el dinero del mundo. Y Ángel, el niño de la camiseta nunca se olvidará de ti, te verá como un Dios, un ser que vino de otro sitio y le regaló una camiseta, él te recordará siempre’. Y yo a él. Por estas cosas merece la pena vivir Pekín Express.

11637834_10205538026002712_717785389_n 11541271_10205538028682779_1191413535_n

Retomamos la carrera hacia el libro rojo que se encontraba en el Monasterio de Yawnghwe. Lo que no se contó en el programa, es que había 7 monasterios en Yawnghwe y no se especificaba en la tarjeta cuál era, así que nosotros nos recorrimos los 7 monasterios. Y con la ayuda de un monje conseguimos llegar al que era. Aunque otras parejas llegaron directamente a ese monasterio a la primera, siendo el que estaba más alejado. ¡Qué suerte la suya!

11655499_10205538027722755_930764063_n 11653470_10205538028202767_376920425_n 11541137_10205538028922785_269784247_n

Toca esperar hasta que acaben el juego de Inmunidad para que se celebre la Asamblea. Felicidades a Àngel y Bea por las pegatinas verdes. Nosotros ya teníamos claro a quién íbamos a votar, por lo que ya he explicado antes y además porque, básicamente, iban detrás nuestra.

11125106_10205538029362796_1086688888_n 11650557_10205538029202792_1147188673_n

Se retoma la carrera dirección a meta en Yamethin. Paramos un coche que nos lleva hasta la carretera central, una vez allí, paramos un coche que nos adelanta un poco hasta Heho Airport, ahí nos desmarcamos del grupo. Y en televisión también desaparecemos. ‘Lo que no se vio’, una vez llegamos al aeropuerto, paramos un coche que en principio nos llevaba hasta Kalaw, pero que durante el viaje empezamos a hablar y nos llevábamos muy bien, así que decidieron llevarnos hasta que sonara el beeper, nos quedamos a pocos quilómetros de Yamethin en Shwe Tar. Los que estaban en el coche eran propietarios de un hotel en el lago Inle, nos invitaron a ir con nuestras familias. Fue gracioso porque les explicamos cómo era la mecánica del concurso, y no entendían por qué 1€ al día y solo para comida. Pensarían: ‘qué necesidad tendrán estos españoles para irse a la otra punta del mundo a sufrir y sin dinero’, jajaja.

11657328_10205538020202567_282359767_n 11653384_10205538029842808_330258565_n 11652262_10205538030082814_1461594893_n (1) 11270153_10205538030122815_2146678509_n 11652172_10205538034122915_700824846_n

Según el programa estábamos en el mismo sitio que Aitor y Charo (desconocidos) y Lourdes y More (matrimonio), nosotros no los vimos. Buscamos una casa preciosa donde dormir, nos trataron genial. Esa noche Lorea y yo cocinamos, y nos quedó una comida muy buena. Aunque a mi compi se le fue un poco la mano con el picante, ¡qué mal lo pasé!, solo hacía que beber agua y la familia riéndose un montón. Sudando y rojo estaba yo jajajaja. Para acabar la noche vinieron amigos de la familia y bailamos hasta tarde. Y a descansar, ya respirábamos tranquilos porque sabíamos que al menos una etapa más teníamos.

11655330_10205538030482824_1236535987_n

Día 3 de carrera

Conseguimos coche muy rápido y llegamos a meta. Creíamos que íbamos primeros, pero al parecer Aitor y Charo habían llegado antes. Pero al ser ovejas negras descendieron un puesto, y conseguimos el ansiado amuleto de 5000€, lo único que nos quedaba por ganar en Pekín Express. Para sorpresa de todos, Falagán y Fala fueron los eliminados de la etapa.

11647202_10205538030642828_201550716_n 11650826_10205538030882834_928096037_n 11653296_10205538031042838_485159033_n 11541271_10205538031642853_2042241570_n 11652195_10205538032722880_325650102_n

MI PEKÍN ETAPA 3.1

Por motivos de exámenes no he podido explicar antes la etapa 3 y 4. Así que a lo largo de esta semana publicaré estas 2 etapas, más la etapa de este lunes, la 5ª. Así que retomo ahora mismo MI PEKÍN.

Día 1 de carrera

Empezamos en un monasterio en Taunggy, estamos las seis parejas listas para empezar la etapa, pero antes, ¡una sorpresa!. Aparecen Aitor y Charo (desconocidos) y los amigos rurales. Cristina nos informa que toca repescar a una de las dos parejas y para eso tendremos que dirigirnos a Kakku. ¿A qué pareja reincorporar? De camino ya a Kakku, Lorea y yo debatíamos sobre a quién repescar. Aitor y Charo era con los que más relación habíamos tenido, pero sabíamos de sobras que son una pareja fuerte. En cambio, los amigos rurales se habían ido en el 1r programa porque no se adaptaron bien, y sinceramente era una pareja que se volvería a ir fácilmente. Si hubiéramos tirado por estrategia, hubiéramos elegido a los rurales, porque no los veíamos competencia. Pero decidimos guiarnos por el corazón y salvar a Aitor y Charo. Hablamos que sería muy injusto que una pareja que es repescada no tenga que acarrear con ningún hándicap, por eso, nosotros hablamos que en la asamblea les votaríamos, más que nada, para que tuvieran un impedimento que no les permitiera jugar a la misma velocidad que nosotros. Para salir de Taunggyi nos las vimos muy mal. Todos los coches nos llevaban a una estación de autobuses, sin ningún autobús, dato curioso. Por fin, cogemos un coche que nos monta en el maletero y nos dice que nos lleva a su casa porque vendrá un amigo suyo para llevarnos directos a Kakku, y nos suelta cuando llevamos un rato esperando que es un taxi. Y nosotros: ‘qué no entiendes de ‘NO MONEY?’’ Nos vamos de la casa, ya sabiendo que éramos los últimos. Paramos una pick-up que nos lleva directos a Kakku. De camino a Kakku nos damos cuenta de la cantidad de niños que hay trabajando a 40º al sol, construyendo carreteras, y por consiguiente respirando el humo que el asfalto desprende. Ahí te das cuenta de los pocos derechos y libertades que tiene el pueblo birmano, en especial los niños que no tendrían más de 14 años los que estaban ahí trabajando. Esos niños deberían estar en unos colegios, no trabajando en la construcción de una carretera.

10602644_10205538020162566_1333644846_n 11638007_10205538020522575_930717429_n 11652158_10205538020922585_152708492_n 11650500_10205538023202642_231021263_n11120139_10205538020882584_2010003027_n 11270139_10205538021202592_1987585986_n

Llegamos a Kakku, impresionante entrar en este sitio con millares de estupas. Nos encontramos con Cristina y damos nuestro veredicto de salvar a Aitor y Charo. Una vez salvados, nos dirigimos dirección al libro rojo. Aitor y Charo nos ceden un coche para que avancemos, ya que todos no cabíamos. Lorea y yo nos vamos en el coche y conseguimos llegar al primer libro rojo, y como era obvio ya había llegado alguien antes. El coche en el que íbamos nos deja ahí y nos disponemos andando a alcanzar el segundo libro rojo por una carretera rural que no pasaba ni un coche. De camino al segundo libro rojo, nos suena el beeper en medio de la nada, ya no podíamos hacer auto-stop, así que andamos más de una hora y media hasta llegar a un poblado en medio de la nada. Mi mejor noche en Pekín Express estaba a punto de empezar.

11655479_10205538023242643_614409333_n 11657555_10205538024402672_942735498_n 11655230_10205538023802657_1550772046_n 11650791_10205538024762681_1188854820_n

Entramos en el poblado, nadie hablaba inglés. Nos dirigimos a una casa, y le preguntamos a la mujer de dormir. Ella no nos entendía hasta que decidí meterme directamente en la casa y que así ella lo entendiera. Nada más llegar arriba, veo que aparece un niño con una sonrisa preciosa, me enamoré, lo reconozco. Me recordó a mi primo pequeño y decidí regalarle una camiseta de futbol, el niño más feliz que unas pascuas jajaja. Se puso la camiseta y al día siguiente la seguía teniendo puesta, yo creo que a día de hoy no se la ha quitado.

11652107_10205538025482699_1566480407_n 11124182_10205538025642703_2123056498_n 11541195_10205538025722705_1171863198_n 11637834_10205538026002712_717785389_n

Después de haber dejado las mochilas en nuestro nuevo hogar, nos vamos a jugar con los niños. Tanto Lorea como yo somos unos enamorados de los niños. Yo con solo oírles reír ya era feliz, hice carreras con ellos, jugué con un tirachinas, me imitaron en plan paso militar y nos reímos muchísimo. Y para acabar bien el día echamos un partidillo de fútbol en medio de una aldea perdida de Myanmar. Reconozco que no me gusta el fútbol, pero es que jugarlo tampoco es mi fuerte. Pasar un buen rato es lo importante. Como curiosidad, que no salió en televisión, es que un niño tenía un teléfono móvil, así que decidí enseñarle a hacerse una selfie. Una imagen que tengo guardada en el cerebro y en el corazón, una selfie con todos los niños del poblado. Puede ser la primera selfie de esa aldea. Me encantaría ver esa foto y tenerla de recuerdo.

11651157_10205538033642903_459861413_n 11651252_10205538034602927_1377033448_n 11349020_10205538026682729_1214851971_n 11637989_10205538033762906_1033408600_n

11638047_10205538026202717_1489102857_n 11637967_10205538026362721_793903790_n

Antes de irnos a dormir, la familia que nos acogió decidió vestirnos con sus atuendos. He de decir que me venía la chaquetita bastante pequeña, allí la gente no tiene tanta espalda como yo. Y ya con una toalla enrollada en la cabeza nos disponemos a bailar un baile típico birmano. Mira quién baila especial Myanmar. Es tarde y después de cenar nos vamos a dormir que mañana toca día duro de carrera. Siendo penúltimos puede pasar cualquier cosa, incluso la eliminación.

11647334_10205538027282744_879191259_n 11651033_10205538027482749_690385302_n

MI PEKÍN ETAPA 2.2

Día 3 de carrera

Después de que Mª del Amor y Yareli ganaran el juego de Inmunidad se celebra la Asamblea en la que votamos a Lourdes y More, más que nada porque ellos nos habían nominado a nosotros en el juego. Sorprendentemente, salen ovejas negras Aitor y Charo.

11350219_10205408013512481_1337666654_n 11120524_10205408012832464_1292236934_n 11303601_10205405158681112_921606787_n

Toca ponerse en marcha otra vez. Destino a meta en Sularmuni Lawka Chanta Pagoda en Taunggyi a 70km de dónde nos encontrábamos.

11355652_10205408012072445_682285731_n

11310987_10205408011792438_788649522_n 11120606_10205408011912441_1388003826_n

Salimos en penúltima posición, y nos es muy complicado encontrar vehículo para salir de ahí. En ese momento los nervios son inevitables, estás a las puertas de abandonar tu sueño. Conseguimos coche, pero qué coche. No podía ir más lento, suerte que nos dejó en Heho Airport. Justo ahí, viene un coche rápido y lo paramos, en el transcurso que le explicas que te lleve a la pagoda, nos adelantan Lourdes y More (el matrimonio salmantino). Entonces el conductor entiende que es una carrera y nos dice o al menos así lo entendí subir: ¡Arriba, qué vosotros hoy no os váis! El conductor puso quinta y directos a meta, adelantando a Lourdes y More en el trayecto. Ese sentimiento de adelantar a otra pareja es increíble, no se puede describir hay que vivirlo, es como una inyección de adrenalina. Y por fin llegamos a meta, gracias a este gran conductor. Cristina nos recibe con los brazos abiertos y ahí ya respirabas tranquilo porque sabías que no te ibas.

11281847_10205408011352427_2013792529_n 11421466_10205408009472380_1830702186_n 11354734_10205408010392403_1711220804_n 11124920_10205405158041096_1812761432_n 11215961_10205405158001095_200957386_n 11291888_10205408010312401_1247575725_n

Ya en el ranking Cristina nos confirma nuestra 5ª plaza. Ya tienes una etapa más asegurada. En este ranking vemos como el ser ovejas negras tiene su lado oscuro, ya que hace que la pareja de Aitor y Charo queden eliminados del programa por el momento. Pero aún tienen una oportunidad de seguir en esta ventura.

11289720_10205408009272375_759825984_n 11282077_10205405157801090_1656973413_n 11356167_10205408008912366_374651719_n

MI PEKÍN ETAPA 2.1

Día 1 de carrera.

Empieza la segunda etapa de Pekín Express. Somos 7 parejas de aventureros, cada vez quedamos menos, como es lógico. Esta segunda etapa empieza en Nyaung Pin Thar. Mientras esperamos para empezar la etapa, yo pongo la mente en blanco y me concentro en no irme en esta etapa. Cada día hay que empezar de 0. Estamos las 7 parejas en igualdad de condiciones se puede ir cualquiera, en ese momento tienes miedo y nervios, no quieres irte. Toca luchar.

11422695_10205408027392828_1137129741_n

11334383_10205408026952817_771967460_n

11414520_10205408026192798_75428722_n

Cristina da la salida de esta segunda etapa advirtiendo que habrá un alto en el camino dónde la primera pareja que llegue podrá perjudicar la carrera de alguno de los demás concursantes. Yo tenía claro que cualquier pareja que llegará nos iba a nominar porque nos ven fuertes y en la anterior etapa ganamos la inmunidad.

11418214_10205408026872815_421754312_n

11272174_10205408026392803_190832746_n

Salimos corriendo hacia la carretera. Una carretera que solo tenía polvo y arena, porque coches no pasaban. Es muy frustrante cuando andas y andas por una carretera en la que no pasa ningún coche. Más de 2 horas estuvimos andando por esa carretera insufrible, nadie pasaba por ahí. Hasta que vemos un coche a lo lejos, bueno coche, coche tampoco era. Digo yo este coche tiene que ser nuestra salvación paso de andar más. Le digo al conductor que nos ayudara por favor que estábamos muy cansados porque llevábamos cuatro horas andando (mentira, así dabas más pena y podían ayudarte jajajaja). El hombre no estaba muy convencido pero yo me giro hacia las mujeres que había detrás y les pido ayuda. ¡Cómo no!, las mujeres llevaban la voz cantante y el conductor decide ayudarnos, despiertan a todos los niños que había durmiendo en el coche para hacernos sitio a nosotros. Qué gente más increíble. Y vamos de camino a la prueba, pero en el coche interactuando con la gente, escuchando sus canciones y dándonos agua y todo lo que tenían. La gente un 10, no se puede ser más servicial.

11414559_10205408023272725_1427841742_n

11358637_10205405161401180_1604639766_n

11310949_10205408025712786_1519802965_n

Llegamos al punto de la misión, y obviamente, nos habían nominado. Esta misión se lleva a cabo en el colegio de Padauk Ngote. Fue una de las mejores prueba que he hecho en Pekín Express solo por ver a los niños reírse y jugar ya merecía la pena hacer ese alto en el camino. Entramos al colegio y decidimos repartirnos los números a memorizar. En poco tiempo lo tenemos y nos plantea la operación aritmética. Tenemos claro los números y la solución. Toca ir a por lo niños, ¡Que cómo corrían!, pero consigo cazarlo jajaja. Qué bien me lo pasé en esa prueba. Presentamos los niños a la profesora y nos dice que correcto. ¡Genial! En sólo 13 minutos. Nos despedimos de los niños, esa imagen de todos los niños diciéndote adiós era preciosa, cuando me acuerdo sonrío yo solo. Eran ya las 18h así que nos suena el beeper y coincidimos en ese pueblo con los gemelos y los cuñados.

11297636_10205408024432754_260379588_n

11311844_10205405160601160_1280476564_n

11303602_10205408022032694_43761435_n

11271919_10205405159881142_544826940_n

11420084_10205408020272650_544246716_n

11329565_10205408018512606_526067448_n

En esa tarde-noche disfrutamos de una noche junta, Bea metiéndose en su papel de maestra y haciéndoles reír a los niños de ese colegio y después todos juntos haciendo una conga en un pueblo perdido de Myanmar, único, solo se puede hacer en Pekín Express. Y por la noche nos prepararon fiesta mayor en esa aldea. Una de las mejores noches en Pekín Express.

11355638_10205405159721138_2081552970_n 11355421_10205408017112571_1610699498_n

Día 2 de carrera

Nos levantamos pronto para empezar nuestra carrera, decidimos ir todos juntos en el coche si hay posibilidad, pero si no la hubiera que cada uno pillara lo que pudiera.

11304325_10205408027192823_1835610352_n

Conseguimos siempre furgonetas en las que cabemos los seis, hasta ahí bien. Llegamos a la zona de treking en Lamaing, ahí acaba el tan buen rollito, al menos por parte de los gemelos. Una caminata de 3 horas al ritmo que llevaban los gemelos es imposible de aguantar, reflexionar. Yo prefería ser constante que tirar a toda prisa porque son 3 horas de caminata. La gente que hace treking sabe que siempre hay que dosificar, y que 3 horas al ritmo que llevaban ellos es muy difícil de aguantar.

11328803_10205408015672535_450815938_n 11291972_10205408015472530_120032588_n

11421601_10205408015352527_1734655138_n11118511_10205408014952517_820187759_n

Llegan ellos primeros al libro rojo y consiguen plaza para jugar la inmunidad. En mi opinión, como dije en el programa, se merecían jugar ellos la inmunidad. Me sentó mal por Àngel y Bea. Llegamos al libro rojo y firmamos en penúltima posición, ahí ves peligrar tu aventura, te das cuenta que un día puedes estar en lo más alto y al siguiente a punto de irte del programa.

11350237_10205408014792513_816514747_n

11414400_10205408014592508_1005029567_n

Toca buscar casa dónde dormir. Dormimos en el poblado de Paw Ke. No encontramos mejor casa, nos trataron genial. Me dieron té que quemaba como el demonio. Y para cenar nos ofrecieron un arroz rosa, que aún no sé de dónde le venía ese color y nos hicieron, además, una tortilla que estaba riquísima. Qué gran cena, tocaba reponer fuerzas porque nos esperaba mañana un día duro. La familia se volcó entera a nosotros, nos ofrecían todo lo que tenían. Y lo curioso que nos daban de cenar primero a nosotros y luego ellos. Eso no me gustó, preferiría comer con todos a la vez. Una vez más decir que nos trataron como reyes.

11273426_10205408013872490_4222780_n

11269933_10205408013792488_1591280746_n

MI PEKÍN ETAPA 1.2

Ya con las pegatinas verdes en nuestras mochilas, nos encontramos con los demás concursantes en lo que es la nueva mecánica de Pekín Express, la ASAMBLEA. Para quien no lo sepa es una reunión en la que nosotros votamos a quién queremos ver fuera del programa, y la pareja que obtenga más votos, descenderá un puesto en el ranking final.

11272061_10205348930755449_1036413938_n

Llega la hora de votar. ‘Hay una oveja negra entre vosotros, aunque aún no lo sepáis’, me encanta esta frase de Cristina Pedroche. Votamos a Mª del Amor y Yareli porque eran, sinceramente, con las que menos trato habíamos tenido. Y yo personalmente les veía con una personalidad potente como contrincantes y así lo demostraron en el ranking final. Las Canarias son las primeras ovejas negras. La opinión de lo que pienso de la Asamblea ya la diré más adelante, de momento quiero guardármela.

CF4gQbpXIAI2RdQ

Toca retomar la carrera esta vez en dirección al Monte Popa donde deberemos subir 777 escaleras. Y allí arriba a más de 1500m, Cristina no dará dónde se encuentra la meta final de esta primera etapa. Pero antes, nos toca dar hándicaps o ‘hadymans’ a nuestros compañeros. Cristina nos pone unas imágenes del Pechino Express (versión italiana) donde se ven a los monos atacando a los concursantes que llevaban plátanos.

11354788_10205348922435241_1842329745_n 11280459_10205348922995255_1709948998_n

Nuestra decisión fue darles el hándicap a Falagán y Fala porque se ven muy fuertes, Culi y Nene porque se ven duros a la hora de competir y a Mª del Amor y Yareli, ¿por qué a ellas?, pues siendo sincero porque yo si estuviera en el sofá de mi casa me gustaría ver el espectáculo de dos chicas subiendo con plátanos y monos por ahí. Voy a remarcar que nosotros no sabíamos en qué posición habían llegado las parejas que habían por detrás nuestro, entonces solo sabíamos que por detrás seguidos estaban los gemelos y los desconocidos. Des de aquí un besazo a mis canarias jajajaja.11304525_10205348923515268_680136533_n11311695_10205348922835251_1403601852_n

La subida al Monte Popa fue muy dura, aparte de cargar con la mochila tenías que ir descalzo y, además, aguantar con todo el cansancio de haber jugado la prueba de inmunidad. Pero no acaba aquí, al ser un día festivo estaba lleno de gente y había momentos que sentía mucho agobio, porque no se podía ni andar. Des de aquí quiero decir que el suelo de los templos ardía, estaba más que sucio y pisabas cosas que mejor no preguntar qué era. Salías con los pies más guarros de los templos. Ya que es tan sagrado podrían cuidarlo un poquito más.

11328777_10205348920995205_1288055960_n11267628_10205348925275312_1765754303_n 11281919_10205348925115308_1169497341_n 11334340_10205348923755274_1874397771_n 11358792_10205348925315313_854160651_n

Nos encontramos a las Canarias y ni nos miran, y luego en videos vemos como se queda Mª del Amor a gusta con nosotros. Yo creo que en ningún momento faltamos el respeto a nadie, así que esos comentarios no me gustaron nada, los vi fuera de contexto. Es una competición y vas a nominar a quién tú quieras. Estoy seguro que si no hubiéramos sido inmunes, nos hubiera tocada ser ovejas negras y cargar con un hándicap. Veremos qué pasa en el próximo programa. La meta es MYA THA LUN PAYA en MAGWAY.11261460_10205348926875352_1685237683_n11355625_10205348926195335_1625064910_n

Estamos a punto de salir ya del Monte Popa y vemos a los gemelos corriendo hacia nosotros, que José Luis casi se mata para venir con nosotros jaajajjaaja. Volvemos a hacer el viaje juntos como buenos compañeros de colegio. Y, obviamente, nos sorprende la noche con ellos. La búsqueda de alojamiento fue muy larga, estuvimos como 1 hora y media buscando casa hasta que un señor nos llevo al monasterio donde pasamos noche con Aitor y Charo.

11279976_10205348927355364_1588617956_n 11350120_10205348927635371_1164839792_n 11292672_10205348927795375_1088603890_n 11291762_10205348927915378_1741081070_n

Dormir en un monasterio es una de las experiencias más chulas que he hecho nunca. Lo que no se vio es que por las noches en los monasterios a cada hora en punto suena como un grito en plan de miedo, que lo hacía ‘buda’ y sonaba por todos los altavoces del monasterio. Imaginaros estar durmiendo y escuchar eso te acojonas. Y a las 4 de la mañana con las campanas para empezar a pedir comida al pueblo. Un show.

DÍA 3 de carrera

Nos levantamos pronto porque hoy toca llegar a meta. Nosotros vamos con tranquilidad porque somos inmunes y aunque llegáramos últimos no podríamos ser eliminados. Así que nos alejamos de donde estaban haciendo ellos autostop para que puedan coger algún vehículo y marcharse. Nosotros nos quedamos haciendo autostop durante 2 horas y ningún coche nos paraba o no iba en dirección hacia nuestra meta. En ese momento piensas: ‘si no fuera inmune estaría a punto de irme para casa’. Te entra momento de agobio, parece que ningún coche vaya a parar y ya mucho menos que te lleve a meta.

11297694_10205348930115433_911843069_n 11351544_10205348930715448_1838152325_n 11354753_10205348931035456_2026268436_n 11350279_10205348920315188_69088883_n

Llegas a meta y yo pensando que era último. Pero con la tranquilidad de que no te ibas. Pero en el ranking nos sorprendimos, hubo una pareja que aún tuvo más problemas que nosotros para llegar a meta. Y la suerte del sobre no les acompañó. Pero como dijo Cristina es una ruta mágica y podrían volver a carrera pero con nuestra decisión. Aprovecho para felicitar a los ganadores del amuleto de 5000€ a Falagán y Fala, un saludo compañeros! La verdad es que esta pagoda es espectacular pero allí en carrera no te da tiempo de admirar su belleza entre el agotamiento y los nervios de si vas bien o mal no caes que estas en un sitio espectacular. Así que os dejo algunas imágenes espectaculares.

11350286_10205348931195460_652993388_n 11272267_10205348931275462_1656716994_n 11126037_10205348931555469_1638749621_n 11330480_10205348932515493_474318685_n 11358792_10205348934835551_720165278_n 11297828_10205348938795650_76702166_n 11297933_10205348932075482_2076366837_n11272117_10205348930195435_341988432_n  11350373_10205348931955479_419055969_n 11301592_10205348930635446_1414229625_n

El próximo lunes a las 22:30 nueva etapa, donde entramos en la Birmania más rural.

11268129_10205348931875477_1602534728_n

MI PEKÍN ETAPA 1.1

El pasado lunes 25 arrancaba la 5a temporada de Pekín Express de la mano de Antena 3. Yo estaba reunido con mis amigos y familiares expectantes a que empezara. Por fin empieza, todos callados, y disfrutando de la sintonía ya mítica de Pekín Express. Cristina Pedroche al frente de la carrera nos indica a través de un teléfono móvil que arranca Pekín Express. En ese momento, el corazón se me puso a 1000 por hora, yo tenía mentalizado que íbamos a grabar unos recursos pero no era así, era que empezaba la aventura con la que había estado soñando toda mi vida. Nos bajamos de un carro azul sin saber dónde estábamos y el conductor nos da el teléfono móvil. Quién me iba a decir a mí que Cristina Pedroche me iba a llamar por teléfono  jajajaja (soy la envidia de mis amigos).

IMG_0809

Podéis ver mi cara de flipando. Ahora sí que sí empieza PEKIN EXPRESS LA RUTA DE LOS 1000 TEMPLOS. Miro a mi compañera Lorea y le digo venga a por todas. Primero teníamos que averiguar a dónde teníamos que ir y dónde se encontraba el Royal Palace Mandalay (Palacio Real de Mandalay). Preguntamos a gente que estaba cerca nuestro pero nada, ya nos dábamos cuenta que el idioma sería un problema porque casi nadie hablaba inglés. Tenemos la gran suerte de que el coche que paramos era un chico joven que hablaba inglés, pero cuál era el problema que no sabía dónde estaba el Palacio Real. Por fin lo encuentra y vamos directos a por las mochilas con toda la tensión acumulada y los primeros nervios de carrera y donde vemos por vez primera a nuestros rivales de carrera.

IMG_0818

IMG_0811

La primera vez que ves la bandera es una sensación muy rara ya que te empiezas a creer en qué aventura te has metido. Entramos y vamos muy seguidos juntos el matrimonio y los amigos rurales. Lorea y yo tenemos claro que vamos a por todas y coger las mochilas en cuanto antes y salir de ahí de los primeros, es importante a la hora de coger ya una ventaja hacia las demás parejas. Leemos las primeras instrucciones yo me alzo con la bolsa estanca (ya que Lorea es muy despistada jejeje) y vamos ya a por el libro rojo, en el que solo las 3 primeras parejas en firmar jugarían el juego de inmunidad y paralizarían la carrera de los demás.

IMG_0827

Salimos del Palacio y paramos un coche que dice que nos lleva hasta Bagan donde se encuentra el libro rojo. En ese momento felicidad máxima. Nos montamos en el coche lo celebramos y de golpe se para y se montan con nosotros los gemelos. No nos dio tiempo a reaccionar pero gracias a ellos se nos hizo mucho más ameno el viaje y pudieron entender que era ser bloguero jajajajajaja (José Luis y Manuel esto es ser bloguero jajajajajaaajajaja aun me sigo riendo yo solo). El chico del coche nos lleva a una casa en la que dicen que nos pagan los billetes de autobús directo a Bagan. Yo me asombro de que la gente te ayude de esta manera, ya que yo no tengo tan claro si nosotros lo haríamos hacia otras personas que no conoces de nada. Por cierto, no he explicado cómo me sentí haciendo auto-stop. Fue una sensación rara ya que yo no sé si cogería  a alguien para hacerle de taxista, pero me ha hecho darme cuenta de que lo bonito de esta vida es ayudar a los demás cuando te piden ayuda, y yo en este programa lo he vivido.  La experiencia de hacer auto-stop es brutal. Llegamos a la estación de autobuses y nos pagan 4 billetes. Des de aquí muchas gracias en serio. Nos montamos con nuestros gemeliers porque nos quedan 4 horas de trayecto non-stop.

 IMG_0847

En ese trayecto aprovechamos para conocernos a todos mejor. Nos dicen que gracias por estar con ellos y que cuando llegáramos al libro rojo que firmáramos nosotros antes porque gracias a nosotros iban a firmarlo. Esto ya dice mucho de ellos, son muy buenas personas y tienen un corazón enorme. Yo ya les cogí cariño. A medida que avanzaban las horas a mi me iba a dar un infarto, yo no sabía si había más parejas delante o detrás. Justo cuando estamos llegando a Bagan, vemos que una pareja adelanta nuestro minibús, ahí yo me quería morir, pensaba: ‘ya está, no jugamos la inmunidad, ésa será la 3a pareja en llegar.’ Cuando estamos llegando donde se encontraba el libro rojo el corazón te latía para taquicardia. Vemos por fin la bandera y yo me meto el sprint de mi vida olvidándome de mi compañera y todo jajajajajajajaja.

IMG_0850

IMG_0855

IMG_0853

IMG_0856

Y cuál fue nuestra sorpresa PRIMEROS EN FIRMAR EL LIBRO ROJO. Qué alegría en ese momento todo el cansancio que llevas al menso a mi me desaparece. Y a buscar nuestra primera casa y descansar para jugar al día siguiente la inmunidad. Nuestras búsqueda de casa no fue nada complicada, yo empecé a jugar con unos niños y ya me gané a la madre jajajajajaja ay las mamas que fáciles son de enamorar jajajajaaj.

GetAttachment (15)

GetAttachment (16)

IMG_0864

DÍA 2 de CARRERA

Nos levantamos y desayunamos unos noodles con salsa que estaban buenísimos, lo curioso que a nosotros nos ponían cuchara y ellos con la mano. Después de haber descansado, estamos a tope para jugar la inmunidad pero antes nos encontramos con la Pedroche. Donde vemos a todos nuestros compañeros por primera vez y donde conocemos los países de la ruta. Myanmar, Malasia y Singapur.

  IMG_0866

IMG_0875

Para mí una ruta preciosa. Por fin llega el momento de jugar la inmunidad, la tensión y los nervios son más que evidentes en nosotros. La prueba muy dura y más nosotros que elegimos la rapidez, no nos queríamos arriesgar con el juego, ya que no sabíamos cuánto tiempo nos iba a llevar. Y en rapidez dudo que alguna de las 2 parejas con las que luchábamos nos ganara. Nos ponemos en marcha con el 40% de nuestro peso en la cabeza. Muy duro, des de casa no se ve lo duro que es y a todo esto hay que sumarle los 50 grados al sol y sin una sombra. Sudar, sudar y sudar era lo que hacía yo. Y mi compañera con una insolación y vomitando, ahí me asusté, me di cuenta que eso no era un juego de niños, que esto solo acaba de empezar e iba a ser muy duro. A parte teníamos que cargar con 3 mantras uno de piedra que pesaba 20kg y 2 de madera que pesaban mucho menos. Yo decidí cargar con el más pesada y mi compañera con los de madera. ÓLE MI LOREA, es una monstrua!!!! Cuando llegamos al punto dónde teníamos que colocar los 3 mantras, pensé: ‘alguna otra pareja ya habrá llegado, pero al ver que estaba vacío, dije SOMOS LOS PRIMEROS’. Y por suerte así lo fue. Me emocioné mucho por ser el primero ya que fue una recompensa después del sufrimiento que tuvimos que hacer en ese juego de inmunidad. La verdad que fue muy duro, y lo repito para que lo sepáis. MUY DURO!!!!

GetAttachment

GetAttachment (4)

GetAttachment (3)

EN ESTA SEMANA ACABARÉ DE CONTAR EL SIGUIENTE TRAMO DE CARRERA.